Cuando crees que no hay suciente, entonces el universo no puede entregarte más abundancia porque tus pensamientos importan mucho, el universo, la vida, te entregan, lo que estés dispuesto a recibir, a aceptar en tu vida, te entregan lo que está en sintonía contigo, la vibración, pensamientos y emociones que estés trasmitiendo, eso te llega. Así que, si lo que tienes son dudas y miedos frente al dinero, él seguirá llegando a ti tímidamente y de a poquito. Para vibrar con la energía del dinero primero hay que perderle el miedo, para perderle el miedo hay que bajar a don dinero de su pedestal y para bajarlo debemos tratarlo en su justa medida, como lo que es, un medio, nada más, un medio que en cualquier momento puede cambiar por otro medio.

Hemos aprendido a visualizar, incluso hasta la ley de atracción, pero ¿cómo saco el dinero de mi imaginación, de mi visualización y lo pongo en mi cuenta de manera tal que esa visualización se materialice? Lo primero es crear un sentimiento de facilidad para poder crear momentum, el cual simplemente es energía en movimiento, cuando creamos momentum estamos enfocados y nos inspiramos, permitiendo así que las cosas que deseo puedan empezar a moverse hacia mí sin dicultad. Tu enfoque no es en la meta, sino en hacer que el proceso sea fácil, en sentirte bien, en permitirte uir en general, ello hará que tu meta tome fuerza, momentum para que se pueda manifestar. No tienes que hacer ningún esfuerzo, sólo mantenerte bien.

Cuando llega a ti el deseo de obtener dinero, eso es lo primero, se te ocurrió la idea, NO una necesidad, la idea, entonces la idea viene acompañada de una emoción positiva, ya esa es la primera manifestación para elevar tu energía con lo que deseas, ese es el primer paso para convertir un pensamiento en una cosa, y una vez ese pensamiento se convierta de un pensamiento a una vibración y de una vibración a una emoción ya está hecho. Si puedes ser feliz, y esta es la clave, si puedes hacerte feliz así sea por un corto tiempo con la no condición del pensamiento y la emoción y dices: “oh tengo la mejor idea y me siento tan bien, me siento tan feliz con esta idea”, y no estar enojado contigo o con alguien más porque la idea no se ha manifestado totalmente así aún no puedas verla, sentirla, escucharla y saborearla, ahora sólo estás sintiendo y estas alegre por ello, si puedes mantenerte ahí por un tiempo, entonces esa vibración ganará momentum, fuerza, y tu habilidad para recibirla crecerá y crecerá.

Luego te encontrarás y hablarás con personas que saben, las puertas se te abrirán y lo reconocerás, te encontrarás como un componente cooperativo, alegre de tu propia creación, siendo guiado hacia tu meta, pero no es la meta en sí lo que estás buscando, no es el dinero en tu cuenta por el dinero, es el viaje, es la nueva idea que viene y la emoción de ella, es el reconocimiento de que la recibiste y la emoción de ello, porque todo el tiempo tienes señales de lo que deseas, porque la fuente dentro de ti sabe en donde te encuentras con relación a tus deseos y te está ofreciendo guía acerca de ello, una guía estable para asistirte, para que navegues por tu camino de menor resistencia (de menor esfuerzo, el camino más fácil) pero a veces nos estresamos porque las cosas no están saliendo como deseamos y decimos que este no es el camino de menor resistencia que me había imaginado, pero debes entender que los obstáculos en tu camino están sobre ruedas y se quitarán fácilmente del camino, pero a veces los haces más grandes de lo que realmente son, así que el camino de menor esfuerzo y el camino de permitir de que tus deseos se hagan realidad, son el mismo camino. Vivimos en un ambiente de dualidades, de contraste, y por ello siempre va haber algo de esfuerzo en el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hablamos
1
¿Quieres sanar tu vida?